Mareos y vértigo, la 3ª causa de consulta en medicina

OPTOMIC, ahora en Facebook y Twitter
17 mayo, 2018
Láser Multisys® ¡Descubre sus ventajas!
30 agosto, 2018

Mareos y vértigo, la 3ª causa de consulta en medicina

El último avance en diagnóstico, el VHIT, permite valorar rápidamente el tipo de vértigo y su tratamiento

Cada vez son más las personas que acuden a su consulta de atención primaria aquejándose de vértigo o mareo crónico; así lo afirma el Faro de Vigo en este artículo dedicado a los trastornos vestibulares. Manuel Estévez -cirujano y otoneurólogo del Complejo Hospitalario Universitario Álvaro Cunqueiro de Vigo- incide en  que un correcto diagnóstico y tratamiento por parte del otorrino resulta fundamental:

“Lo más importante para diagnosticar y, por tanto, tratar el vértigo es la exploración y la anamnesis, término con el que se define lo que el paciente describe al médico”. En este sentido, una de las últimas y más prometedoras técnicas es el denominado Video Head Impulse Test (conocido como VHIT por sus siglas en inglés). Con esta prueba, que está empezando a incorporarse progresivamente en hospitales y consultas de España, se realiza la exploración del equilibrio del oído interno (sistema vestibular) a través de unas gafas ligeras dotadas con cámaras de infrarrojos que se les pone al paciente y que permiten analizar el movimiento de los ojos ante determinados giros de la cabeza. De este modo, el especialista puede valorar y localizar la hipofunción vestibular de cara a realizar un diagnostico certero.
Al contrario que otras técnicas tradicionales, está prueba no provoca efectos secundarios ni induce el vértigo al paciente. “Le realizamos giros suaves de la cabeza mientras mira fijamente a un punto en la pared”, explica Manuel Estévez, quien añade que esta prueba dura entre 15 y 20 minutos, frente a la hora que suele emplearse en otras técnicas tradicionales. “Es rápida, cómoda e inofensiva”, afirma el doctor Estévez. Se puede realizar a pacientes con patologías de oído, como perforación de tímpano, quienes no pueden someterse a la técnicas tradicional para la exploración del vértigo.

Artículo completo en FarodeVigo-mareo